Buscar
  • ANABELA RUEDA

BIOFILIA



El diseño biofílico es una forma de diseñar e incorporar de manera innovadora el mundo natural en los lugares donde vivimos, trabajamos y aprendemos.


Esta moda, ha sido impulsada por una serie de estudios científicos que indican que estar más cerca de la naturaleza, ya sea en forma de plantas de interior o de luz natural, es beneficioso para la salud: reducir los niveles generales de estrés, aumentar la atención y la concentración, tener un impacto positivo en su estado de ánimo y aumentar la productividad.


Quienes lo practican afirman que el diseño biofílico ya no es una tendencia sino una expectativa, o incluso una necesidad.


A lo largo de la historia, siempre hemos tratado de hacer nuestras vidas más fáciles y más cómodas, pero siempre hemos estado viviendo en la naturaleza, rodeados de árboles, agua, insectos, flores y animales. Lamentablemente, parece que hemos vagado demasiado en nuestra necesidad de sentirnos seguros, y ahora la naturaleza parece demasiado extraña y distante.


El diseño biofílico está incorporando la naturaleza con el diseño.


Incluye luz natural, vegetación, materiales naturales, colores naturales, formas naturales y animales.


En esencia, este diseño establece la idea de que el diseño debe fusionarse con elementos naturales para ofrecer los mayores beneficios para el bienestar de una persona. Si bien la arquitectura generalmente se considera un cruce perfecto entre el arte y la ciencia, la parte de la ciencia a menudo se pasa por alto.

CALIDAD DEL AIRE

Con tantos de nosotros viviendo en ciudades llenas de gente donde los niveles de contaminación al aire libre están aumentando, no sorprende que nuestra pureza del aire interior también esté empezando a deteriorarse y sufrir.


Las plantas purifican nuestro aire al absorber simultáneamente partículas y dióxido de carbono y crear oxígeno a través del proceso de fotosíntesis.


Considera invertir en algunas plantas para cada habitación y agrega más en las habitaciones en las que tiendes a pasar más tiempo, como la sala de estar y el dormitorio.

POR DÒNDE EMPEZAR

En primer lugar, las plantas en macetas son la forma más sencilla de llevar el verde al interior. Desde materiales como vidrio, terracota, cerámica, concreto o plástico; y bien dispersadas en cualquier rincón, se convertirán en un punto focal y lleno de vida.


También como opción, si tienes algún regalo que hacer, es un detalle asequible y muy original!



BAÑO

El baño es el espacio donde podemos meditar y concentrarnos en nosotros mismos, y cuando podemos sentirnos cerca de la naturaleza, el tiempo que pasamos allí es aún más terapéutico.

No es demasiado difícil usar un diseño biofílico en los baños, y hay cosas que puedes hacer.

Coloca una planta que ame el calor y humedad en la esquina. Con èste toque, transformarás completamente el espacio.


SALA

La forma más sencilla de sentir una fuerte conexión con la naturaleza es tener una buena vista del exterior. Las cortinas y las cortinas son excelentes para mantener su privacidad, pero intenta mantenerlas abiertas durante el día para que puedas ver el cielo azul claro y su jardín.


Las plantas también son una excelente manera de hacer que tus espacios parezcan más acogedores, (tampoco tienes que convertirla en una jungla) … un par de bonitas macetas con cactus o helechos harán el truco.


Además, las fotos, pinturas o impresiones con patrones naturales representan una conexión simbólica con la naturaleza.


RECAMARA

Ya mencioné imágenes con patrones que representan la naturaleza: flores, hojas, ramitas o pájaros, pero también puedes elegir sábanas que estén hechas de materiales naturales como seda, algodón o bambú, y también usar alfombras o alfombras de lana.


Estos son artículos un poco más caros, pero también son naturales y mejores para tu salud.

Como extra, también puedes intentar reproducir sonidos relajantes alrededor de la hora de acostarte para relajarte y quedarte dormido/a más rápido: los sonidos del agua corriente, las olas del mar o las ranas te harán sentir muy cómodo/a y relajado/a.


EL LUGAR DE TRABAJO

Nos guste o no, pasamos mucho tiempo en oficinas y reuniones. Esto significa mucho hormigón, acero, vidrio, paredes blancas e iluminación artificial. Estos elementos pueden parecer profesionales, pero nos hacen sentir cansados ​​y no ayudan exactamente a mantenernos alertas y concentrados.


Muchas plantas y obras de arte en las paredes impulsan y estimulan a los empleados, y las zonas de relajación son algo que todo lugar de trabajo debería tener. Pues son formas maravillosas de ayudar a los empleados a mantenerse tranquilos, optimistas y motivados.


Todos estamos mejor cuando tenemos más naturaleza en nuestras vidas. El diseño biofílico simplemente reconoce esa verdad y ayuda a que nuestros espacios interiores, edificios e incluso nuestras ciudades sean un poco menos grises y un poco más verdes.


Desde un presupuesto modesto, se puede hacer mucho para integrar la BIOFILIA a tu vida, es cuestión de comenzar con simples macetas y buscar ideas en revistas e internet también.


En resumen, necesitamos a la naturaleza.


Todos somos biofílicos, lo queramos admitir o no.


Independientemente del espacio en dónde vivas, grande, pequeño, con inmensas ventanas o minis, el diseño biofilìco se incorpora y adapta a todo.


Esta en su naturaleza!


AR

22 vistas

Entradas Recientes

Ver todo